NADA HAY BAJO EL SOL, QUE NO TENGA SOLUCION
NUNCA LA NOCHE VENCIO A UN AMANECER

De como viaje mas de 5,000 Kilometros

Published in Blog
Inmigracion De El salvador a Nueva York
Inmigracion De El salvador a Nueva York

EL SALVADOR

2 de abril 2005, El papa a fallecido decían todos los titulares de las noticas. Pero yo y mi familia no llorábamos por el fallecimiento del líder de la iglesia católica, sino porque ese día yo partí hacia los Estados Unidos.

 

Yo vivia en Zacatecoluca pero salimos desde Chalatenango la madrugada del 3 de abril con rumbo a San Salvador, donde abordamos un bus de una agencia turística que hace el recorrido desde la capital salvadoreña hasta Ciudad de Guatemala. No tuvimos ningún problema pues solo necesitábamos el DUI para ingresar a Guate.

GUATEMALA

Esa noche nos quedamos en algo que parecía un motel, aunque más bien se veía como un edificio a punto de colapsar, como a eso de las 8:30 pm tres muchachas vestidas con trajes de inditas llegaron a preguntarnos que si queríamos comer, ya la comida había sido pagada por el coyote.

Las muchachas también ofrecían “Servicio” sexuales a quien quisiera y/o pudiera pagar. Éramos como 12 hombres en un cuarto de medos de 5 metros cuadrados con solo 3 camas, de los q estábamos ahí solo 3 aceptaron el “Amable” ofrecimiento de sexo de las muchachas, así que se fueron con ellas a otro cuarto (supongo). Creo que los demás estábamos mas interesados en comer, ya que no sabíamos cuando seria la próxima vez que podríamos tragar algo.

Algo que aprendí temprano en el viaje es que se llegan a crear “amistades” (por darle un nombre). Primero por conveniencia y poco a poco estas amistades obtienen un sentido más sincero.

Te juntas primero con gente de tu propio país, y si es posible de tu propio pueblo, en nuestro grupo venían ecuatorianos, colombianos, hondureños, salvadoreños  y claro guatemaltecos, buscando el mal llamado sueño americano.

Ahí en ese cuarto comencé a juntarme con un hombre que venía de san miguel, no recuerdo su nombre sinceramente, es mas creo que nunca me lo dijo. Vamos a llamarlo “Miguel”. Esa noche en el cuarto del motel terminamos de comer y miguel que había estado conversando conmigo, haciéndome las típicas preguntas: Adónde vas?, Quien te paga el Viaje?, es primer vez que vas a estados unidos?, temes hijos?.... Se apodero de una de las únicas 3 camas que habían ahí y dijo “Hey! aquí solo hay 3 camas y somos 12 para dividir las camas entre todos hay que dormir atravesados, así por lo menos no vamos a dormir en el piso con esas putas ratas que andan aquí” y así dormimos esa primera noche en la travesía.

Por la madrugada llegaron a despertarnos dos hombres, y nos llevaron abajo donde ya estaba un bus esperándonos en ese momento nos dijeron que dejáramos todo tipo de documentos que nos identificara como centroamericanos (los sudamericanos ya había dejado sus documentos tirados antes de entrar a Centroamérica).

Miguel y yo nos sentamos en el mismo asiento en el bus, no habíamos avanzado ni 4 kilómetros cuando nos detuvo el primer patrullero. Nos bajo a  todos del bus y nos dijeron que si no pagábamos $10 por persona nos iban a regresar a El salvador. Yo traía $100 desde el Salvador pero no me atreví a sacarlo, pues me lo quitarían todo.

Pasados unos 10 minutos un carro negro se parqueo justo delante del bus y hablo con los patrulleros, después de entrarle un sobre nos dejaron subir de nuevo al bus. Un hombre “Chele” al cual llamaban Fredy se subió al bus con nosotros.

El bus arranco de nuevo y unos dos kilómetros mas adelante había otro patrullero esperándonos, pidió su parte de dinero y nos dejo continuar. Un kilometro más adelante había otro patrullero, también obtuvo su tajada y nos dejo continuar, inmediatamente entendimos la mecánica de los patrulleros, no querían deportarnos, querían su dinero y se comunicaban unos a los otros dejándoles saber que íbamos en camino para que detuvieran el bus. Así lo hicieron hasta que llegamos a la mesilla, Frontera de Guatemala con México (Chiapas).

Hasta aquí todo había sido relativamente fácil, todo el camino había sido en bus. Llegamos a una casa mediana con un terreno bastante extenso, ahí miguel y yo conocimientos a una señora Colombiana que viajaba con su hija de 12 anos, el papa de la niña las mandaba a traer después de 10 años de estar separados por la distancia.

También nos encontramos con un señor salvadoreño de unos 55 años a quien los hijos mandaban a traer por petición de el mismo, porque decía no encontrar trabajo en el país.

Unas señoras de ya bastante avanzada edad nos prepararon comida esa noche, incluso nos dieron café con pan después de las cena.

Tuvimos que esperar ahí por mas o menos 3 días ya que había pasado un incidente en la frontera cerca del punto donde íbamos a pasar, así que Fredy decidió que nos quedáramos ahí hasta que las cosas se calmaran. Durante esos 3 días solo nos daban un tiempo de comida alrededor de las 2 de la tarde, aunque había una especie de tienda donde vendían pan, Café, Galletas, Jugos, etc., al triple de su valor. Pero pocos de nosotros andábamos dinero así que Miguel y yo nos la ingeniábamos para compartir lo que comprábamos.

MEXICO

Finalmente llego la orden del coyote para que sacara a un grupo de las más de 200 personas que se habían acumulado en esos últimos 3 días en esa casa. 

Nos llevaron a mas o menos 20 personas en pickups hasta una área boscosa cerca de un rio ahí nos bajaron a todos y los dos pickups se fueron, El guía, Fredy, nos dijo que camináramos en fila india que nos fijáramos quien iba delante de nosotros y que no hiciéramos ruido. El iva adelante y todos lo seguimos, caminamos unos 20 minutos y llegamos a una parte del rio mas caudalosa nos tuvimos que quitar los zapatos para cruzar el rio, el fondo del rio era de un tipo de piedra caliza, y los bordes de las piedras eran muy afilados, podías sentir el filo de las rocas cuando caminas, la señora que colombiana se lesiono el tobillo cuando se le doblo el pie en una de esas piedras, ella venia atrás casi al último y solo se escuchaban sus gritos, algunos de los que venían simplemente ignoraron a la señora y siguieron avanzando.

Miguel y yo nos quedamos un poco atrás junto con otro joven al cual llamaban “Limón” –Hondureño, Miguel ayudo a la señora a ponerse en pie, incluso la carga en su espalda por un rato, Limón y yo ayudamos a la niña a cruzar el rio. Así después de casi una hora logramos cruzar todos y al llegar al otro lado del bosque nos estaban esperando los dos pickups que nos dejaron atrás.

Esa noche se suponía que íbamos a dormir en unas casas en Chiapas, pero por teléfono le avisara a Fredy que no nos llevara ahí, pues los Federales había llegado a hacer cateo a esas casa, no nos quedo otra más que dormir (Yo dormí como los gatos, por momentos) en el frio bosque, sin comer y con la ropa mojada.

La mañana siguiente seguimos caminando pues ya no podíamos ir a las casas porque era muy arriesgado por lo de los policías federales, caminos medio día hasta llegar a una carretera, ahí pudimos tomar agua y descansar un rato.

La señora colombiana y su hija siempre se quedaban atrás pues la señora llevaba el pie hinchado, el otro señor de 55 anos también trataba de seguir el paso pero su edad y además estaba pasado de peso, siempre era de los últimos.

Ya llevábamos dos días sin comer y tomábamos poco agua. Seguimos caminando en esa carretera hasta que por fin llegamos a unas casitas donde nos pudimos bañar y aquí comí algo q jamás en mi vida pensé que comería. –Tacos de chapulín- o grillos como los llamamos nosotros los salvadoreños, ya a pesar de que se veía terrible a la hora de comerlo no estaban mal, nos e si era el hambre o que fue, pero me gustaron.

Esa noche no dormimos pues debíamos continuar nuestro viaje por carretera a pie, solo que esta vez no íbamos a la orilla de la calle sino mas bien adentro de los terrenos montosos, Miguel, Limón y yo siempre íbamos cerca, aunque limón venia con unos amigos de su pueblo decidió juntarse a nosotros, no sé porque.

Caminamos por unos terrenos muy arenoso hasta que llegamos a un punto elevado en la carretera donde habían varios  camiones grandes de los que transporta animales, o mercancía, no se algo así. Pero mi grupo de 20 no era el único, habían sin exagerar colas y colas de gente subiendo a esos camiones como si de ganado se tratase.

Nos metían en esos camiones tipo furgonetas, cerrados por completo, yo creo q tuvimos la suerte de que en el camión donde subieron a mi grupo el contenedor de carga no era de metal, sino que estaba solo cubierto por una lona plástica, de esas azules que son bien fuertes.

En cada camión tiraban los coyotes cajas de botellas de agua, para que fuéramos por lo menos bebiendo. Miguel y yo nos apoderamos de una caja de agua cada uno, limón se había quedado en la parte de atrás del camión, nosotros lo llamamos para que se hiciera más la medio. Presintiendo lo que se aproximaba.

Los coyotes comenzaron a empujar a los que se habían quedado en la parte de atrás e los contenedores, como si se tratase de trapos los empujaban para seguir metiendo mas y mas personas en los contenedores, afortunadamente  a los del frente y en medio de los contenédnosles no nos empujaban mucho, pues la presión la soportaban los de atrás.

Eran más o menos los 8 de la noche cuando cerraron el contendor e inicio el viaje. Todos íbamos parados no había más espacio ni para meter un alfiler, de repente una mujer de unos 30 años más o menos que no conocía, pero que había visto ya varias veces durante el viaje se acerco a muy se puso de frente a mí. Yo venía sosteniéndome de un tipo de barandal q tenía el contenedor adentro.

Yo, al igual que todos veníamos súper cansados, solo recuerdo que ella dijo que si se podía sujetar de mi. Y yo supongo que dije que si, pues al instante ella iba abrazándome. Yo iba mas dormido que despierto, cuando sentí que la mujer se fue de lado, casi se cae, pero logre  sujetarla. Ella se estaba durmiendo en mis brazos, era una situación muy incomodad, no quería dejarla caer, pero tampoco quería venir abrazándola todo el camino. 

Al final no la solté  y me toco aguantarla, cuando llegamos a nuestro destino, nos subieron a unos pickups que nos llevaron a una casa, ahí estuvimos quizá 3 días y aunque no nos falto comida, recuerdo que la primera comida que nos dieron fue una sopa de pollo mas picante que el chile mismo, y como no había nada mas que comer. Tuve que hacerlo webos   y tragarme la dichosa sopa.

Esa misma mecánica de viajar en contenedores se repitió varias veces, auné ahora yo me escondía para que esa tipa no me hiciera llevarla en mis brazos durante el viaje. Pero de alguna manera siempre se las ingeniaba para “Caer en los brazos de alguien más”

Ya estábamos más allá del DF. Esta vez nos bajamos del camión y caminamos durante toda la noche por unas montañas donde escuchábamos a los coyotes (los animales, no los contrabandistas) y no podíamos usar lámparas para ver el camino pues nos descubarían.

Llegamos a orillas de un lago y nos dijeron que dormiríamos ahí, pero a último momento hubo un cambio de planes, nos despertaron para abordar unas lanchas y cruzar ese inmenso lago.

Cuando íbamos en el lago la lancha iba a una velocidad excesiva y paso por debajo de un tronco que estaba flotando en el lago, casi se da vuelta, afortunadamente no paso, pues hubiéramos perecido ahí en medio del lago.

Al llegar al otro lado del lago, habían unas cabañas donde pudimos dormir y a la manan siguiente comimos y estuvimos ahí 2 días, nos iban sacando en grupos de 3. Cuando me sacaron de ahí, me llevaron a un hotel y para despistar y no levantar sospechas me mandaron junto a una mujer nos teníamos que hacer pasar por pareja de novios, llegamos al cuarto y me bañe la muchacha estaba un poco nerviosa, pero logre calmarla cuando me senté con ella en la cama y le dije:

-“Mira, conmigo no te preocupes, te veo nerviosa, pero yo no voy a intentar hacerte nada, si es que estas preocupada por eso, podes bañarte y dormir con toda tranquilidad yo no estoy aquí para hacerte nada.”

Y así yo me dormí, nos e si ella durmió esa noche, pero yo dormí como un bebe. La mañana siguiente un carro marcado con una logo de una agencia de gobierno nos estaba esperando para llevarnos al punto desde donde saldríamos con rumbo a la frontera.

En esta casa me volví a encontrar con Miguel y limón, la señora colombiana y su hija ya habían salido hacia la frontera, el señor de 55 anos estaba a punto de salir y nosotros debíamos esperar nuestro turno. Esa misma tarde que llegue Fredy me dijo que ya todo estaba listo para que yo saliera rumbo a la frontera, Limón y Miguel aun debían esperar hasta que los coyotes se pudieran comunicar con sus familiares en los estados unidos.

Me despedí de los dos y miguel me dio un número de teléfono para que lo llamara una vez estuviéramos en Estados Unidos, por si ya no nos lográbamos encontrar en el punto de cruce.

Salí en un pick up dos kilometro más adelante había un guía esperándome, me cruzo por unos terrenos ásperos y cercados con alambre de pues, y por fin llegue a un punto en la carretera  donde había un pickup me subí y así llegue a una casa cerca de la frontera en Rio Grande City.

Al llegar a Rio Grande, me encontré con la señora Colombiana, su hija, y el señor de 55, así como también con varios de los amigos de Limón y otros de mi grupo. La señora me pregunto por miguel, le dije q no tardaría en salir. La Juana (la que se durmió en mis brazos)  estaba ahí también, pero muy preocupada pues quien la había mandado a traer era su marido y el había escuchado por parte de los coyotes que ella venía teniendo sexo con todos los guías y algunos inmigrantes del grupo por dinero y por ayuda. Yo no sé si sea cierto, pero si escuche esos rumores, la cuestión era que ahora ya nadie quería pagarle el resto de dinero de su viaje.

 LA MALA NOTICIA

Yo por mi parte me disponía a llamar a mis familiares para decirles que ya estaba en la frontera. Habían pasado 18 días y no me había comunicado con nadie, ni el El Salvador, ni en Estados Unidos. Cuando llame a mi tío en Estados Unidos fue una situación agridulce. Un lado estaban contentos de que yo estaba bien y ya casi con ellos. Pero a la vez estaban preparando la repatriación del cuerpo de mi otro tío y su funeral.

 El había emigrado a Estados Unidos cuando tenía 13 años, yo no lo conocí, lo vi solo en fotos y hable por teléfono con el 2 o 3 veces, pero él había aportado para pagar mi viaje, y yo hable con el justo antes de salir, en esa conversación me dijo que me iba a estar esperando aquí, y que yo iba a trabajar con él, pues el tenia el poder de contratar y despedir gente en su trabajo.

El murió por una sobredosis de drogas, no voy a ahondar en este tema, pues prefiero respetar su memoria, pero si diré que es un vivo ejemplo de lo que causa en algunos casos la inmigración temprana, era un niño cuando se vino y aquí encontró la libertada que dan los vicios.

Volviendo a la historia de mí viaje. Luego de hablar con mi  tío, se arreglo todo con el coyote y  ya para la tarde siguiente estaba todo listo para cruzar el rio y estar en la tierra del tío Sam

Curiosamente el tema que mas me preocupaba resulto ser lo  más fácil de todo el viaje, yo sabía (y aun no se) nadar, y esas historias de gente ahogada al tratar de cruzar el rio y todo eso me aterraba. Pero en mi experiencia a la hora de cruzar el rio fue lo más fácil, un guie nos cruzo a todos en subidos sobre un neumático. Y ya, ya estaba en los Estados Unidos.

Luego de eso nos fuimos a una casa donde nos dieron un boleto de bus, nos dieron un sobre y nos dijeron que nos aprendiéramos el nombre que estaba escrito en la carta dentro del sobre, íbamos a pasar una caseta de inmigración de los estados unidos y ahí debíamos dar el nombre de la carta al oficial de inmigración.

Obviamente la carta era falsa y tenia uno nombre diferente al nuestro. Paso tal y como nos lo describieron. Luego que el oficial pasó por nuestro asiento, un mexicano que regresaba de su país de visitar a su mama noto lo que en realidad estábamos haciendo, el hombre comenzó a conversar conmigo y me regalo un billete de $20. Yo no tenía nada de dinero así que se lo acepte y continuamos conversando durante el camino.

Teníamos instrucciones de que al llegar a la terminal de buses llamar a un número de teléfono y alguien nos recogería ahí, ya estábamos en Texas así que no pasábamos por desapercibidos la gente sabía que éramos inmigrantes. Afortunadamente el carro que nos recogería no tardo mucho y nos llevo a una agencia de microbuses que hacen transportes de estado a estado. Y así fue que me montaron en uno de esos microbuses y después de 22 días de viaje llegue a la gran manzana.

DESPUES DEL FIN

Al llegar a Nueva York, no encontré a mi tío, pues se había ido a el salvador llevando el cuerpo de mi tío fallecido. Pero su esposa y mi prima me recibieron.

Unos días después llame al número que me dio Miguel él había tenido la misma suerte que yo, había llegado con bien a casa de su hermano, quien lo mando a traer.

La señora Colombiana y su hija llegaron a New Jersey, donde se reunieron con su esposo/padre.

Limón cruzo la frontera también, y no lo supe sino hasta tiempo después, este era su segundo intento de cruzar, el primero no había tenido suerte, el decía que porque sus amigos lo hacían todo juego, por eso era que prefería juntarse con nosotros. Sus amigos fueron detenidos por migración y deportados por segunda vez.

No supe si el señor de 55 años logro cruzar, pero pueda asegurar que si no se quedo en aquellos montes, y en aquellos camiones, no creo que se haya quedado a pasos de la frontera.

Juana, No sé qué paso con ella, lo último que me dijo Miguel fue que se “metió a vivir” (forma informal de decir se acompaño) con un guía mexicano.

Y así fue como hace 10 años llegue a Estados Unidos. ¿Valió o no la pena? aun no lo sé, lo sabré al final de mi propia historia pero estoy dispuesto a hacer que valga la pena…

Comentarios   

#5 Gail 07-05-2017 15:06
Glad to be one of several visitors on this awful web site :D.


My blog post :: carp flavor foods (kristelleason.bravesites.com: http://kristelleason.bravesites.com/)
#4 Efrain 07-05-2017 01:35
Admiring the hard work you put into your blog and detailed information you present.
It's awesome to come across a blog every once in a while that isn't the same old
rehashed information. Wonderful read! I've saved your site and I'm including your RSS feeds to my Google account.


Feel free to surf to my web site ... manicure: http://karnikshahr.mihanblog.com/post/38
#3 Concetta 15-04-2017 23:24
Good respond in return of this question with real arguments and telling all concerning that.


Review my blog BHW: http://all4mob.mihanblog.com/post/207
#2 Shonda 08-04-2017 08:59
I was able to find good advice from your articles.



my site: BHW: http://bardiyadownload.mihanblog.com/post/210
#1 Chong 27-03-2017 03:02
If some one wants to be updated with most up-to-date technologies therefore he must be pay a visit this site and be
up to date all the time.

Here is my web blog: manicure: http://www.xxzrmyy.com/plus/guestbook.php

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar