NADA HAY BAJO EL SOL, QUE NO TENGA SOLUCION
NUNCA LA NOCHE VENCIO A UN AMANECER

Camino de Arenas, Espinas y Lagrimas

Published in LiteraX

Me pongo a pensar en el dolor extremo que causa a una madre  la perdida de un hijo. Pero que pasa cuando ese hijo sabe que morira, La madre tambien lo sabe, Porque es parte de un plan.

Un plan desarollado por el padre de aquel hijo. La madre sabe que mientras mas crece su hijo mas cerca esta la fecha en que cumplira su triste destino, y eso oprime su corazon de una manera muy cruel. Al final esta madre reniega del triste final al cual a sdio condenado su hijo.

Y duda de que ese padre que se supone debe proteger a su amado hijo en verdad sea un Dios de amor. y  sea quien lo entregue a sus sanguinarea muerte.

Maria Sufre por Jesus
Aquel destino cruel que te arranaca de mis brazos.

MARIA:

-Porque creciste hijo mío? Ahora con el dolor de mi alma al verte escupido, sangrando y mal herido no puedo correr hacia ti para levantarte. Desearía que te hubieras quedado como aquel pequeño que cabía feliz en mi regazo, que era tan frágil y dócil.

Hoy te veo necesitado de consuelo, sufriendo un destino que no era el tuyo, solo por los descuidos de tu padre.

Con todo el odio que mi corazón puede sentir en este amargo paseo de amargura desearía que te salgas de esa cruel condena a la que te han empujado sin tu haber hecho daño alguno a nadie.

Sé que no debo sentir odio porque tú has decidido aceptar esta prueba, pero es tan difícil aceptar que de ahora en adelante esta triste madre, llorara desconsolada, que ya no tendré una abrazo, ni una caricia, que debo llevar esta pena que desgarra mi nublado corazón.-

JESUS:

-Madre Mía, La Rosa eterna, Este trago ciertamente es amargo, pero es necesario que el hijo del hombre pase por este camino de arenas, cargando los males del mundo, como una muestra de amor de mi padre a la humanidad.

Mi dolor no es eterno, mi alma ahora sufre, pero mi fe esta puesta en que con mi último aliento el mundo será un lugar mejor. Los hombres se guiaran por lo que yo les enseñe y el amor supremo reinara y junto a mi padre gozaremos de esta nueva vida eterna-

MARIA:

-Ver tu cara, tan llena de amor a pesar de la humillación, y los certeros latigazos que han desgarrado tu cuerpo, esa maldita corona de espinas, que se burla de tu divinidad y tu alma maniatada que siempre es pura. Y  a pesar de eso aun sigues pensado mas en tus hermanos que en ti mismo?.

Me niego a aceptar que ya no serás mi consuelo, tu padre inconsciente decide ahora apartarte de mí, y contigo se lleva mi corazón.  Mi alma llora por no poder salvarte y si él te amara tanto porque él no baja y te saca de esta agonía. Perdóname hijo mío, pero no puedo callar lo que me dicta el corazón...- 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar